La Marca Editora

Gauchos en las primeras postales fotográficas argentinas del s.xx

Gauchos in the early 1900s. Argentine photo postcards

Carlos Eduardo Masotta

Portada Gauchos en las primeras postales fotográficas argentinas del s.xx
ISBN
978-950-889-160-0
Páginas
120
Formato
15 x 15 cm
Encuadernación
Rústica

Hacia el 1900, en una sociedad en febril proceso de modernización y caracterizada por un cosmopolita auge inmigratorio, hace su aparición un fenómeno cultural mencionado comúnmente como 'criollismo'. Entre las últimas décadas del s. XIX y primeras del s. XX se divulgó un gusto por lo gauchesco que pudo reunir nuevamente a diferentes sectores socioeconómicos, pero ahora en clave de representación y consumo de la imagen de un mundo pasado.
Paradoja o curiosidad; la figura del gaucho ha sido elogiada y elevada como símbolo de la nacionalidad en el preciso momento en que aquél dejaba de existir. El conjunto de postales recrean el mundo del gaucho como un código estructurado en escenas: el trabajo con hacienda (el arreo, la yerra o marcación de ganado, la carneada); el transporte en carretas; el ocio (juegos de taba, carrera de caballos, bailes); el asado, el duelo a cuchillo y la relación amorosa son los temas habituales, muchos de ellos rescatados de la pintura de fines del siglo XIX.

Edición impresa $275

El autor

Carlos Eduardo Masotta

Oscar Abelardo Masotta (8 de enero de 1930, en Buenos Aires, Argentina - 13 de septiembre de 1979, en Barcelona, España) fue un intelectual argentino, de trayectoria en diversos campos del saber, reconocido mundialmente por ser el responsable de introducir la enseñanza y la práctica de Jacques Lacan al idioma castellano.

Fue maestro, ensayista, semiólogo, crítico de arte y psicoanalista. Estuvo vinculado a las expresiones de la vanguardia artística del Instituto Di Tella en los años '60. Si bien algunos de sus trabajos de aproximación a la obra y el pensamiento de Jacques Lacan son anteriores a la década de los ´60, será durante la primera mitad de la misma cuando dejará de lado su incursión por otras disciplinas que trabajaba y se dedicará casi exclusivamente a la difusión, práctica y enseñanza del psicoanálisislacaniano en Argentina y en España. Buscando perspectivas más favorables a las que había en la República Argentina, por el clima de intolerancia y represión que se desata, en 1974 viaja a Londres donde se instala primero, para marchar luego a Barcelona ciudad en la que se radica y en la que vivió durante la mayor parte de su exilio, falleciendo en la misma unos cuatro años después, el día 13 de septiembre de 1979.