La Marca Editora

Arte, estructura y arqueología

Alberto Rex González

Portada Arte, estructura y arqueología
ISBN
978-950-889-134-1
Páginas
160
Formato
14 x 23 cm
Encuadernación
Rústica

En Arte, estruáura y arqueología, cuya primera publicación se realizó en 1974, Alberto Rex González incorporó las ideas del estructuralismo de Claude Lévy-Strauss, en auge en Europa, en nuestro medio, renuente a aceptarlas debido a que esa nueva escuela asignaba gran importancia al estudio de los fenómenos artísticos como parte integral de los procesos de evolución de las sociedades, y elemento de gran utilidad para la comprensión de sus conformaciones.
González fue incluso mas allá, al intentar crear para el arte precolombino local una teoría similar a la desarrollada por otro estructuralista, André Leroi-Gourhan, para el paleolítico europeo, investigador que dio importancia al estudio del gesto técnico en el desarrollo de la cultura material.
En este libro, el estudio sistemático de las imágenes precolombinas se implementa en oposición al empirismo exacerbado -e inmovilizante- del pensamiento científico.
González indaga particularmente la dualidad, como rasgo de la cosmovisión entre los pueblos andinos, y el modo en que este concepto aparece representado en numerosos objetos de diverso uso.
La intención del ensayo es esbozar una sistematización de datos que permita dilucidar las relaciones estructurales básicas entre las diferentes producciones, a fin de intentar acceder al sistema de creencias e ideas subyacentes, asumiendo al arte como una expresión de la cosmovisión de los pueblos.

Edición impresa $345

El autor

Alberto Rex González

Alberto Rex González nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, en 1918. Fue el primer arqueólogo argentino doctorado en Antropología, en 1948, por la Universidad de Columbia, Nueva York (Estados Unidos), cuando esta carrera no existía en la Argentina.

Dedicó más de medio siglo a la investigación, docencia universitaria y formación de investigadores. Fue quien utilizó por primera vez en nuestro país las dataciones con carbono 14, en la década del ’50. El novedoso procedimiento le ayudó a establecer la cronología y secuencia cultural de la región central de N.O. argentino.